902 877 737

Blog mundobebes.net

Mamás y papás blogueros, Una mirada al otro lado

Ago142013

En la red soy @Mousikh, una treinteañera, amante de la música, la vida y la buena gente, felizmente emparejada y mamá de Pequico, un adorable y divertido peque de tres añitos y de Chiquico, un simpático y cariñoso bebé de 6 meses, que son los motores de mi vida; aprendiz de geek y friki ocasional, hace algo más de dos años, me estrenaba como bloguera y no sólo he sobrevivido al intento, sino que el blog y las redes sociales se han convertido en una parte muy importante de mi vida. La vida me ha enseñado, que uno no puede entender la verdadera dimensión de una situación, hasta que no la vive en primera persona, por eso siempre he tenido una tendencia natural a empatizar e intentar ponerme en el lugar del otro, desterrando los prejuicios y procurando no juzgar a la ligera. Quizá por eso, al convertirme en madre y sentirme abrumada por la cantidad de opiniones, consejos y corrientes sobre crianza, sentí que para ser la madre que quería ser, eso era justo lo que tenía que hacer, ponerme en la piel de mi pequeño.

Así surgió el blog, como una mirada a la maternidad y la crianza desde el otro lado, el de nuestros hijos. Porque no creo que exista ningún manual que pueda enseñarnos como ser padres, y si algo he aprendido en este tiempo es que al final todo es más sencillo; solo tenemos que seguir nuestro propio instinto y dejarnos guiar por nuestros pequeños, ellos saben mejor que nadie lo que necesitan. Por ellos y para ellos nació este blog, y espero que algún día, puedan echar la vista atrás y mirar al otro lado, el de mis emociones, mis alegrías y mis miedos, unir todas las piezas del puzzle y tener la certeza de que mejor o peor, todo lo hice con amor. Así que en el blog comparto un poquito de mi día a día y de lo que ahora ocupa todo mi corazón y mi ser, mi hijos; a veces con humor, muchas con pasión, otras crítica y guerrera, pero siempre, siempre con mucho amor. [email protected] a Una mirada al otro lado, mi pequeño rincón, en el que voy descubriendo otro modo de criar, de sentir, de vivir, el que me enseñan mis pequeños cada día.

¿Cómo y cuándo supiste que querías ser mamá?
La verdad es que me encantan los niños y siempre había tenido claro que me encantaría formar una familia, pero primero me centré en estudiar, sacar una carrera, encontrar trabajo y para qué engañarnos, de disfrutar también de unos merecidos e intensos añitos de “la vida loca”… hasta que un día, mi pareja y yo supimos, más bien sentimos, que había llegado el momento de convertirnos en padres. La verdad es que ahora que llevo tres años disfrutando de la maternidad, pienso que si volviera atrás me embarcaría en esta aventura un poco antes. Por mucho que deseara ser madre, no podía imaginar que ello me haría tan, tan feliz (tanto, que repetimos!!)y que iba a ser, sin duda, el mayor reto de mi vida, porque no olvidemos que la crianza no es a veces sencilla, también tiene sus luces y sus sombras, y más en esta sociedad de prisas, relojes y tantas veces hostil para los niños.

¿Qué significa para ti ser una mamá bloguera?
Como comentaba en el post de celebración del primer aniversario del blog, entrar en la comunidad bloguera me ha aportado mucho más de lo que podía imaginar. Cuando me convertí en madre no tenía en mi entorno a otras mamis como yo, con las que compartir dudas y experiencias, así que empecé a bucear por Internet y por casualidad, me topé con el blog Tenemos tetas.  Gracias a él descubrí  el fascinante mundo de la blogosfera maternal y comencé a seguir otros blogs como Mamá sin complejos, Una mamá contra corriente o La mamá vaca. A partir de ahí empecé a conocer cada día nuevos blogs, de madres que compartían sus vivencias, sus miedos e inquietudes, sus sueños e ilusiones o simplemente mostraban su visión de la maternidad. Al principio, me limitaba a leer, sin hacer comentarios, pero poco a poco, las vidas de esas personas me fueron enganchando y comencé a sentir ganas de comunicarme con ellas, de desvelar yo también trocitos de mi vida. Y así, poquito a poco, casi sin darme cuenta, les abrí mi corazón y, aquellas desconocidas, empezaron a convertirse en amigas, en esa “tribu” que necesitaba para criar a mi Pequico. Entonces comenzó a nacer en mí, la necesidad de contar yo también mi historia, de compartir un trocito de mí. Siempre me ha gustado escribir y la idea de crear mi propio blog empezó a seducirme, pero no terminaba de animarme a dar el paso, quizás porque en el fondo soy un poco tímida y bastante celosa de mi intimidad y me preocupaba bastante el tema del anonimato. Pero gracias a otras blogueras tuiteras como Bailarete, Teta Reina o Mamá en Alemania, entre otras muchas, que me alentaron, y por supuesto a mi pareja, que me ofreció todo su apoyo moral y técnico, decidí lanzarme a la piscina y la verdad es que “el chapuzón” (bueno ya podemos considerarlo un “gran baño”) me ha sentado genial. Si me llegan a decir que algo como Conciliación Real Ya iba a surgir de la iniciativa de una madre bloguera y de otras muchas, que decidimos que era el momento de luchar porque las cosas cambien, y que en mi paso por allí iba a conocer a gente tan indispensable ahora en mi vida como Ira, Vanesa, Catalina, Carol o Carolina, no lo hubiera creído. Sin duda alguna, lo mejor de haberme adentrado en este mundillo es cantidad de gente que he conocido y todo lo que me han aportado. Así que, aún a riesgo de que suene tópico, puedo decir que ser madre bloguera ha cambiado mi vida.

¿Es posible compaginar la maternidad con la vida online sin volverse loca?
Yo creo que un puntito de locura es necesario en esta vida, ya de por sí loca que llevamos, para no perder la cordura del todo… 🙂  Pero bueno, contestando ya más en serio a la pregunta, desde luego que es posible, sino no podría explicarse la gran cantidad de blogs de madres y padres que están proliferando. Yo creo que, como en cualquier faceta que queramos desarrollar en nuestra vida, la clave está en establecer prioridades, organizarse bien y aprovechar el tiempo. Y por supuesto, el llevar internet a cuestas, ayuda bastante la verdad, con decirte que he llegado a escribir un post desde el iPhone mientras daba pecho a mi peque… De todas formas, es cierto que cada vez es más complicado, mi reincorporación al mundo laboral tras tener a mi primer hijo, sumado a que el peque se me hacía mayor (y lógicamente, cada vez duerme menos) supuso ver mi tiempo 2.0 bastante mermado y por tanto una menor afluencia de mis post; y al quedar embarazada de nuevo, tuve la necesidad de darme un pequeño respiro porque ya no tenía energías para tanto. Ahora mi objetivo es publicar una vez a la semana, aunque ser madre de dos no lo pone fácil, así que muchas veces no llego, y veo como la lista de cosas sobre las que me gustaría escribir se va engrosando… Lo que sí tengo claro es que esto es un hobby con el que disfrutar y desconectar (o reconectar, según se mire) y que si alguna vez me sintiera estresada, desbordada o agobiada de alguna forma, me tomaría unas vacaciones de nuevo, por supuesto, pero por ahora no es el caso, más bien todo lo contrario.

¿Cómo es un día en la vida de una madre 2.0?
Pues supongo que como el de cualquier otra madre, sólo que a lo largo de la jornada vas sacando ratitos de aquí y allá para ponerte al día en las redes sociales, leer y comentar otros blogs (a veces, en los sitios más insospechados 😉 y de vez en cuando, con un poco de suerte, publicar un post. Tener unos horarios de trabajo conciliadores y un marido que comparte las tareas y responsabilidades familiares y domésticas y es igual de friki que tú ayuda bastante, la verdad.

¿Sin qué producto/s para tu hijo/s no podrías vivir?
Bueno, decir que no podría vivir sin ellos tal vez sea un poco exagerado, pero sí que destacaría dos productos a los que he sacado mucho partido: el saco de dormir, ya que el Pequico  es “alérgico” a las sábanas, mantas o cualquier tipo de ropa de cama con el que quieras cubrirle y el contenedor de pañales, que resulta súper práctico por motivos obvios. Pero sin duda mi gran descubrimiento han sido los portabebés. Con el mayor los descubrí un poco tarde, pero con el Chiquico, los colecciono; de momento ya tengo un fular elástico, otro tejido, una mochila emeibaby y un tonga, y no descarto ampliar la colección, jeje.

¿Qué mamá o papá bloguero querrías conocer o recomendarías y por qué?
Pues he tenido la gran suerte de desvirtualizar a varias mamás blogueras, como mi paisana Madres cabreadas, y mis queridas Teta Reina, la Mamá de dos brujas, Suu y Eloísa de Una maternidad diferente; y aunque aún no haya podido darles un achuchón real, tengo la suerte de tener una relación virtual muy intensa (“a tiro de guasap”) con [email protected] [email protected] (entre [email protected] los que he nombrado a lo largo de la entrevista y que no vuelvo a nombrar aquí por no ser repetitiva) y confieso que tengo unas ganas enormes de poder [email protected] a [email protected] No quiero olvidarme tampoco de Estanjana, Leia y de otras que han decidido tomarse un parón en sus blogs como Marisa, London o mi querida María, que es de las personas más generosas y cariñosas que he conocido en la red. La verdad es que no hay ni una sola persona de las que aparecen es este post (Mi otra familia) a la que no quisiera conocer, y también, a otras muchas que he ido conociendo en el último año y que si las nombrara a todas no conseguía terminar la entrevista sin volverme loca con tanto enlace. 🙂 En cuanto a recomendar algún blog, además de todos los que he citado, os recomiendo el humor de PapáLobo y dos lecturas imprescindibles para mí: Buceando en mí, porque adoro la sensibilidad, la profundidad y el sentimiento con el que escribe mi querida Colo y La mamá corchea porque me siento muchas veces identificada con Silvia, su autora, y como le digo a ella, cuando la leo no sólo pienso “esto lo podría haber escrito yo”, sino “esto me habría gustado escribirlo a mí”. Muchas gracias por esta entrevista y por ofrecerme la oportunidad de darme a conocer un poquito mejor, ha sido todo un placer la verdad, y aprovecho para invitar a todo el que me lea a pasarse por el blog y echar una mirada al otro lado. ¡Hasta pronto!

Tagged

Mamás blogueras, Ahora la madre soy yo
Mamás blogueras, Familia numerosa de la noche a la mañana
Mamás y papás blogueros, Y papá también

6 Comments

  1. Ago 14, 2013

    Bailarete

    Que bonita emtrevista,gracias por estar ahi 🙂

  2. Ago 14, 2013

    una mama practica

    Un placer conocerte un poquito mas guapísima! Yo tambien creo que 2.0 maternal aporta mucho mas de lo que nunca habia podido imaginar. Y mi peque tambien es “alérgica” a la ropa de cama y los sacos son nuestra salvacion. Un besazo

  3. Ago 14, 2013

    Catalina de mamatambiensabe

    Mi niña. …. tu has cambiado la vida de todos los que hemos tenido el gusto de conocerte. Un beso enorme.

  4. Ago 14, 2013

    Pepita

    ¡Me declaro fan! Me ha encantado conocer un poquito más de ti y lo que ha supuesto convertirte en una mamá 2.0.

    Para mí a supuesto de muchísima ayuda leer blogs de mamás con una filosofía de crianza afín la mía…me ha ayudado a no sentirme terriblemente sola y perdida en los inicios de mi maternidad. De hecho gracias a ellas en parte, soy la mamá que soy, y por eso he decidido lanzarme y empezar a publicar en mi “proyecto de blog”, todo con la intención de compartir y, si puede ser, ayudar con mi experiencia como lo hicieron un día conmigo.

    Un abrazo

  5. Ago 15, 2013

    Suu

    Qué entrevistan tan bonita!!!

    Por fin nos dimos ese abrazo :*

  6. Ago 19, 2013

    papaLobo

    Siempre es interesante conocer un poco más a una bloguera. A mi también me gustaría poder conocerte en persona, a ver si coincidimos.

    Un abrazo

Haz un comentario